Lo que es importante recordar: El historial de Trump sobre el clima

Washington, D.C. – Hablemos de memoria. En concreto, de la memoria colectiva de los votantes sobre el mandato de Donald Trump y por qué le negaron un segundo mandato. Las encuestas dejan claro que los votantes han olvidado en gran medida la verdad sobre el historial de Trump: Trump pasó sus cuatro años en el cargo eliminando legislación climática crítica que habría salvado vidas, reducido costos y creado empleos. Ahora, promete volver a hacerlo, esta vez como un dictador. Esto es lo que no podemos dejar que nadie olvide:

Trump negó la ciencia climática y retiró a Estados Unidos del Acuerdo Climático de París.

  • Una de las primeras medidas de Trump como presidente fue retirar a Estados Unidos del Acuerdo Climático de París. La participación de Estados Unidos habría ahorrado más de medio billón de dólares anuales, y se preveía que el Acuerdo crearía 24 millones de empleos en energías limpias en todo el mundo para 2030.

Trump llenó su Administración de cabilderos de los combustibles fósiles y negacionistas climáticos. 

Trump revocó más de 100 normas medioambientales.

  • Como presidente, Trump eliminó más de 100 normas medioambientales, incluidas casi 30 normas sobre contaminación atmosférica y emisiones, 12 normas sobre perforación y extracción, y ocho normas sobre contaminación del agua.

Trump lanzó una guerra contra la economía de energía limpia de la nación lo que costó puestos de trabajo y frenó el crecimiento.

  • Las políticas del expresidente equivalen a una guerra contra la economía de energía limpia que costó empleos, atrofió el crecimiento e impidió la capacidad de la nación para abordar el cambio climático. Trump impuso aranceles a la energía solar, intentó eliminar el crédito fiscal para vehículos eléctricos y demoró los procesos de arrendamiento y planificación de proyectos de energía renovable. Sus acciones le costaron a los estadounidenses 1,1. millones de empleos en energías limpias.

Trump derogó el Plan de Energía Limpia, permitiendo que las centrales eléctricas de carbón tóxico ensucien nuestro aire.

  • Trump derogó el Plan de Energía Limpia, permitiendo que las centrales eléctricas de carbón siguieran contaminando nuestro aire. Si se hubiera aplicado en su totalidad, el Plan de Energía Limpia habría reducido las emisiones de carbono del sector energético en un 32%, la contaminación por SO2 en un 90% y la contaminación por NOx en un 72%, habría evitado 4.500 muertes prematuras y habría supuesto un ahorro para la salud de más de $50.000 millones al año en 2030.

Trump revocó los estándares de automóviles limpios, contaminando nuestro aire con peligrosas emisiones de escape.

  • Trump revocó los estándares de automóviles limpios de acuerdo con una campaña de cabildeo de las grandes petroleras. Las normas para vehículos de la era Obama habrían reducido las emisiones de carbono en seis mil millones de toneladas, mientras que la EPA y la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras estimaron que la reversión de Trump daría como resultado 872 toneladas métricas adicionales de emisiones de dióxido de carbono.