UNA SEGUNDA PRESIDENCIA DE TRUMP SERÍA DESASTROSA PARA LOS LATINOS EN NEVADA

Mientras Trump asegura la nominación republicana, su agenda “drill, baby, drill” perjudica la economía, la salud y el medio ambiente de los nevadenses latinos

Washington, D.C –  Como era de esperarse, la contienda por la nominación republicana en Nevada terminó esta noche cuando los miembros del Caucus eligieron al expresidente Donald Trump como candidato de su partido. Igual de predecible es el hecho de que una segunda presidencia de Trump tendría un efecto devastador en la economía, la salud pública y el medio ambiente del estado, particularmente para los latinos de Nevada.

Durante la presidencia de Trump, su administración impulsó políticas públicas desastrosas que beneficiaron a las Grandes Petroleras y empeoraron la calidad del aire de Nevada. Los hispanos tienen el doble de probabilidades de visitar la sala de emergencias por asma, y los niños latinos tienen un 40% más de probabilidades de morir a causa de esta enfermedad. Trump también descartó importantes salvaguardias contra las emisiones de las centrales eléctricas que habrían reducido la contaminación, evitado 4.500 muertes prematuras y ahorrado $50 mil millones en salud pública anualmente para el 2030. 

Para empeorar las cosas, cuando Trump estaba en el cargo, los latinos de Nevada se enfrentaron a mayores costos energéticos vinculados al calor extremo. En Las Vegas, concretamente, el 10% de los hogares latinos  gastaban más del 10% de sus ingresos en facturas de servicios públicos. Los latinos también tienen menos probabilidades de disponer de aire acondicionado, fácil acceso a centros públicos para refrescarse o medios económicos para pagar facturas eléctricas elevadas. Y en lugar de invertir en soluciones de energía limpia, Trump emprendió una guerra contra las energías renovables imponiendo aranceles a la energía solar. También paralizó proyectos de energías renovables, lo que costó al pueblo estadounidense 1,1 millones de puestos de trabajo. 

Casi el 30% del electorado de Nevada es latino, lo que lo convierte en un bloque de votantes decisivo en estas elecciones presidenciales. La directora ejecutiva adjunta de Climate Power En Acción, Antonieta Cádiz, emitió la siguiente declaración: 

“Los votantes latinos en Nevada han sido testigos de las consecuencias destructivas y desproporcionadas de una agenda anti-ciencia,  y anti-climática que perjudica la salud de nuestras comunidades y detiene los proyectos de energía limpia que generan empleo. Bajo Trump, las muertes relacionadas con el calor se dispararon en el sur de Nevada, y el estado sufrió cuatro desastres climáticos separados que costaron miles de millones de dólares cada uno. Estos eventos impulsados por el cambio climático aumentaron los costos de energía y los precios de los alimentos y pusieron en peligro los medios de subsistencia de miles de latinos. Los nevadenses latinos quieren un líder que se tome en serio estas amenazas. Si Trump vuelve al poder, ignorará el sufrimiento de los latinos y seguirá impulsando proyectos que beneficien a las grandes petroleras, así como a otras empresas contaminantes.”