Declaración de Climate Power sobre los republicanos de la cámara de representantes votando, nuevamente, para ayudar a las grandes petroleras

Washington, D.C. –  Ayer, los republicanos de la Cámara de Representantes aprobaron un proyecto de ley para bloquear los nuevos límites de contaminación de los automóviles propuestos por la administración Biden. En respuesta a la votación de la Cámara de Representantes para prohibir que la Agencia de Protección Ambiental implemente estándares de contaminación climática que reduzcan drásticamente las emisiones peligrosas de automóviles y camiones ligeros, el asesor principal de Climate Power, Alex Wall, emitió la siguiente declaración:

“Los republicanos MAGA en el Congreso siguen enfocados en un objetivo: acabar con nuestro auge de empleos en energías limpias Made in America con el fin de aumentar las ganancias de las grandes petroleras. Cada ataque al Plan de Energía Limpia es un regalo más para China y los directores ejecutivos de los combustibles fósiles, y la votación de ayer es más de lo mismo. Los estándares de contaminación climática que los republicanos MAGA votaron para bloquear ayer, no solo salvarán vidas, sino que les ahorrarán dinero a los consumidores haciendo que los vehículos de gasolina sean más eficientes y fomentando la transición a vehículos que eliminen por completo el sufrimiento en las gasolineras”.

El Plan de Energía Limpia del presidente Biden está reduciendo los costos de la electricidad para los consumidores y ya ha generado más de 211,000 empleos en energía limpia, incluidos 38,635 empleos en el sector de vehículos eléctricos y 102,229 nuevos empleos en el sector de las baterías. Esta moción respaldada por MAGA pararía en seco dicho progreso y haría que las familias estuvieran más en deuda que nunca con la codicia de las grandes petroleras. Para colmo de males, el patrocinador de la moción, el representante Tim Walberg, ha visto 2,775 nuevos empleos de energía limpia y $3.7 mil millones en inversiones fluir a su propio distrito gracias al plan de energía limpia que está empeñado en derogar”.

Los latinos están más expuestos a la contaminación provocada por el transporte y, por tanto, a una serie de enfermedades que van desde problemas cardiovasculares a respiratorios. La adopción generalizada de vehículos eléctricos supondría 100.000 muertes menos relacionadas con la contaminación. Las normas más estrictas contra la contaminación causada por los tubos de escape ayudarían a proteger a las familias latinas de la polución vehicular, que actualmente compromete su salud y contribuye al cambio climático.